¿Cómo cuidar el pelo en verano?

Cuando llega el verano, debemos aplicar un mayor cuidado a nuestro cuerpo, tanto a la piel como al pelo. En esta época del año pasamos mucho más tiempo al sol, en las piscinas o en la playa y esto tienen efectos negativos para la melena. El cloro o la sal de las playas pueden ser perjudiciales para nuestro cabello si no lo protegemos y lo nutrimos con las propiedades que necesita, siendo fundamental cuidar el pelo en verano.

Debemos saber proteger nuestra melena y seguir las recomendaciones más acertadas, por eso, antes del inicio de verano queremos daros unos tips para que cuidar el pelo en verano sea tarea fácil.

4 pasos para cuidar el pelo en verano

En verano las temperaturas aumentan, y aunque no lo creamos, esto puede ocasionar daños en el cabello, por ello es tan importante seguir estos 4 pasos para cuidar el pelo en verano.

Proteger el pelo del sol

Si utilizamos gorras, sombreros y pañuelos estaremos cubriendo nuestro cabello de los rayos solares, además de que si lo complementamos con protectores solares capilares evitaremos que nos quememos la cabeza, una gran forma de cuidar el pelo en verano.

Los rayos solares afectan al pelo porque modifican su textura, dando lugar a la deshidratación, pérdida de color y de brillo. Todo esto da lugar a un aspecto mucho más apagado, con una melena más áspera, quebradiza y puntas abiertas. 

Por no hablar del pelo teñido, que en este caso el sol oxida la melena, deteriorando los pigmentos e incluso llegando a tener quemaduras, siendo aún más importante cuidar el pelo en verano.

Proteger el pelo del cloro y de la sal

El cloro que hay en las piscinas produce mucha deshidratación o pérdida del color en el caso de los pelos teñidos. Con respecto la sal del mar, esta produce un efecto de sequedad y deshidratación al tener un pH más alto que el del cabello.

Cuando terminamos nuestros baños en el mar o en la piscina, debemos lavarnos el pelo con agua dulce y champú, eliminando cualquier resto y dándole hidratación, lo que nos permitirá cuidar el pelo en verano.

Hidratación a diario

Otro consejo para cuidar el pelo en verano es aplicar muchas mascarillas hidratantes y reparadoras, así como brumas y aceites capilares. Se recomienda hacerlo unas dos veces a la semana, antes del lavado o aplicándolo por la noche de medias a puntas y dejándolo actuar toda la noche.

Estos productos son los aliados perfectos para desenredar la melena y tenerla mucho más hidratada y nutrida.

Evitar las herramientas de calor

En verano debemos dejar que el cabello respire de las planchas y los secadores, porque abusar de estos nos podría llevar a dañar más el pelo. Se deben utilizar de manera puntual y siempre aplicando protector de calor.

Una de las mejores maneras de cuidar el pelo en verano es evitar utilizar secadores o planchas.

20 tips para cuidar el pelo en verano 

El verano es una época en la que el cabello puede sufrir más daños como consecuencia de las altas temperaturas o la sequedad. Es muy importante que sepamos cuidar el pelo en verano para evitar lo máximo posible todos estos daños. Aquí podréis encontrar un listado sobre los tips que influirán positivamente en esto.

  • No utilizar el secador: En verano es conveniente dejar que el pelo se seque al aire, evitando más deshidratación por el calor que aporta este utensilio.
  • Apostar por un corte de pelo: Cortar el pelo nos ayuda a sanear la melena y acabar con las puntas abiertas.
  • Evitar los productos de fijación: Los productos como las espumas o los geles tienen un elevado contenido en alcohol que influyen en la deshidratación. Podemos cambiar estos productos por aceite de argán que contiene vitamina C y es perfecto para manejar el cabello, lo que nos servirá para cuidar el pelo en verano.
  • Espaciar la frecuencia de lavado: En verano, para cuidar el pelo debemos evitar lavarnos la melena todos los días, porque esto podría eliminar los aceites naturales del cuero cabelludo, estimulando la producción y haciendo que luzca más sucio. Aquí es clave el uso de productos con ingredientes naturales.
  • Utilizar agua, aloe y aguacate: Todos estos ingredientes nos permiten acabar con el encrespamiento, haciendo una mezcla de agua, aloe vera y aceite de aguacate en modo spray.
  • Enjuagar el cabello con agua fría: El agua fría es muy beneficiosa para mejorar la circulación del cuero cabelludo, además de que elimina los residuos que quedan en el pelo. Conseguiremos mucho más brillo.
  • La alimentación: Aunque no lo creamos, la alimentación nos puede influir en el aspecto del cabello, por eso los alimentos como la zanahoria y los frutos secos aportan nutrientes esenciales para lucir un pelo nutrido y sin daños.
  • No utilizar aceites al tomar el sol: Los aceites y sérums pueden aumentar el riesgo de tener quemaduras en el pelo y el cuero cabelludo, por eso al tomar el sol no debemos aplicarlos.
  • Mayor hidratación después de tomar el sol: Después de un largo día tomando el sol, el pelo necesita tener una hidratación profunda. Un remedio casero muy bueno para esto es la mezcla de aceite de coco y aceite de oliva, para aportar brillo y nutrición.
  • Usar protector solar: Al igual que lo usamos para la piel, el pelo también necesita protegerse de los rayos UV.
  • Cubrir la cabeza: Proteger el pelo con gorras o sombreros ayuda a que los rayos incidan de manera constante en la melena.
  • Llevar el pelo limpio en la playa: La idea de llevar el pelo con grasa, sudor o restos de productos puede perjudicar el cuero cabelludo.
  • Renovar la protección capilar: Después de cada baño debemos aplicar nuevamente la protección solar para que no desaparezca esa barrera protectora.
  • Lavar el pelo después del cloro o el salitre: Después de habernos bañado en la piscina o en playa debemos lavarlo para eliminar estos restos, hidratándolo con mascarillas.
  • Humedecer el pelo antes de bañarse: Si aplicamos un spray o una mascarilla antes de entrar en el agua, fortaleceremos la melena, evitando que absorba la humedad del mar y de la piscina, fundamental para cuidar el pelo en verano.
  • No ir con raya marcada en el pelo: La raya en el pelo hace que la exposición solar sea mayor en esa parte, siendo más vulnerable y con mas posibilidades de sufrir una quemadura.
  • Llevar el pelo en un recogido suelto: El hecho de recoger la melena nos ayuda a reducir la superficie que recibe rayos solares, pero no debemos olvidar que estos recogidos no deben ser muy tirantes porque si no el pelo se podría partir. Tampoco debemos utilizar accesorios metálicos para que no se oxiden o se sobrecalienten.
  • Para nadar, utilizar siempre gorro: En caso de pasar mucho tiempo en el agua haciendo largos, el gorro puede ser una solución, mejorando así también el estado del pelo al evitar que el cloro o la sal entren en contacto directo.
  • Utilizar peine de púas anchas: Para desenredar el pelo es conveniente un peine de púas anchas para evitar roturas y cuidar el pelo en verano de esta forma.
  • Prevenir los reflejos verdes: En las melenas rubias pueden aparecer manchas verdes después de estar en la piscina como consecuencia de que el pelo absorbe el cloro. Para evitarlo se puede aplicar una mascarilla en todo el pelo antes de bañarnos.

El verano es una época en la que debemos proteger tanto la piel como el cabello para evitar que el sol nos afecte de manera negativa. Saber cuidar el pelo en verano será fundamental para que incluso en esta época del año luzcamos una melena radiante y libre de daños.

En nuestra peluquería también ofrecemos una serie de tratamientos que te permitirán cuidar el pelo en verano y disfrutar de tu melena al máximo.

Peluquería Begoña Alvarez

Deja un comentario

¿Te ayudamos?
0
    0
    TU CESTA
    Tu cesta está vacia
    Call Now Button